top of page

CALMAR EL CAOS DE FIN DE AÑO

Actualizado: 9 feb 2022

Llegamos al último mes del año y para muchos significa un aumento de presiones y ansiedad… En definitiva, un aumento de estrés para nuestro cuerpo y mente.

Se ve aumentada la cantidad de actividades que tenemos que enfrentar, resoluciones, entregas laborales, los eventos personales y familiares, las compras navideñas junto con el aumento en los gastos, cierres de fin de año escolar y balances.

Sentimos que no nos da el día para terminar todo lo que tenemos que hacer y casi que “se acaba el mundo”.

Esto nos lleva a sentirnos frustrados y nos invade un cansancio y ansiedad generalizada. Si a esto le sumamos que podemos sentir angustia por la pérdida de algún ser querido que ya no está entre nosotros, la sensación de angustia es más evidente aún.



Antes de compartir algunos tips para sobrellevar este último mes del año veamos algunas señales de alerta:

  • Cansancio generalizado.

  • Dificultad para conciliar el sueño o despertarte varias veces en la noche.

  • Ansiedad generalizada.

  • Problemas para focalizar la atención.

  • Baja tolerancia a la presión.

  • Irritabilidad y cambios de humor.

  • Tensión o dolor corporal.

Lo bueno es que podemos poner en práctica algunas estrategias para minimizar estos aspectos y para llevar calma a nuestro cuerpo y mente, procurando vivir de forma más pausada y en paz durante estos días.


 

Claves para llegar más relajados al 31 de diciembre, sin sentir que “morís en el intento”:


1. Revisar tus metas y objetivos de acá a fin de año: tener expectativas realistas considerando el tiempo que tenés para dedicarle y los plazos.

2. Ordenar y realizar una lista con todo lo pendiente.

3. Priorizar e identificar lo que necesariamente tiene que pasar por ti.

4. Marcar en tu calendario las tareas y/o actividades pendientes.

5. Establecer bloques de tiempo con hora de comienzo y finalización a cada actividad y/o tarea.

6. Delegar: identificá qué tareas podés delegar.

7. Encontrar un sistema de apoyo cuando uno está sobrecargado es fundamental: pareja, amigos, hijos, etc.

8. Soltar la perfección y la autoexigencia, que solo te llevará a sentirte más presionada.

9. Practicar la atención plena sin juicio. Llevá atención plena a tus sensaciones físicas y emocionales, así como a la calidad de tus pensamientos. Escuchar tu cuerpo te permite esta alerta a las señales que te va dando, sacando el “piloto automático”.

10. Pausas conscientes: mantener la calma con pausas conscientes, practicar Mindfulness 5 minutos en el día, ejercicios de respiración y/o meditación.

11. Realizar actividad física como medio para mejorar el ánimo y también obtener los beneficios de relajación posterior a la actividad.

12. Calidad e higiene del sueño: procurar dormir entre 7-8 horas y evitar pantallas 1 hora antes de dormir.

13. Simplificar la alimentación: alimentos naturales, simples y “clean”. Consumir abundante agua, frutas y vegetales.

14. Tratar de minimizar el consumo de cafeína, azúcar y en lo posible alcohol (desafío extra en esta etapa).

 

El volver a las prácticas y rutinas básicas y naturales, puede ser una buena alternativa para sobrellevar este período de la mejor manera.

Por último, te invito a que te vayas preparando para el nuevo año que comienza, intencionando en Tu Mejor Versión, recordando que la mejor manera de estar preparada para el mañana es ocupándote de ti en el presente.

Si te interesa conocer más sobre herramientas y guías que puedo brindarte para acompañarte en tu propio proceso de desarrollo y búsqueda de Tu Mejor Versión, escribime que te cuento con todo gusto :).


En mis programas te acompaño y guío en el proceso para optimizar tu bienestar, estilo de vida y búsqueda de mayor armonía. Si querés saber más, visitá mi sitio web!





7 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page