top of page

EL ARTE DE RECIBIR EN CASA

“Ya sea una simple comida alrededor de la cocina, un encuentro casual con amigos o una ruidosa juntada familiar, si es tiempo compartido, es tiempo bien vivido”.

Magnolia Table


Nos encanta abrir las puertas de casa y preparar el ambiente para recibir a familia y amigos. Pero si sos muy exigente y perfeccionista, el estrés se puede apoderar de ti, limitando la capacidad de disfrute.


Te invito a ser consciente de esto y comenzar a conectar más con el “para qué” estamos invitando y menos con el “cómo” debe estar decorado, de forma que puedas relajar, enamorarte del proceso y cumplir con el objetivo principal: DISFRUTARLO.



¿PARA QUÉ invito?

  • Crear MOMENTOS de encuentro.

  • COMPARTIR historias alrededor de una rica comida.

  • Generar RECUERDOS.

  • DISFRUTAR de estar juntos.

Pero como también nos gusta recibir con la casa en condiciones, poner una linda mesa y cocinar algo rico te comparto mi PLAN que trato de poner en práctica a la hora de recibir en casa y el cual me aproxima a ese equilibrio (inalcanzable) entre generar un ambiente distendido y relajado sin que el estrés se apodere de mí.


1. MENÚ. La mejor parte de la comida es que nos da una buena razón para reunirnos.


Si bien disfruto de cocinar y comer rico, a veces querer abarcar todo puede dejarnos sin energía para el resto. Preocupate menos del menú. Hacer una cena temática donde cada invitado traiga distintos ingredientes y así todos sean parte. Por ejemplo, una noche de tacos un 5 de Mayo puede resultar ¡súper divertido! y le saca peso a la anfitriona (quien de todas formas siempre preparará la parte más importante).



2. ORDEN. Tener una rutina de orden y limpieza previa siempre ayuda.


Una cocina limpia es un MUST a la hora de recibir. Y eso implica pileta vacía, mesadas despejadas y lavavajillas desocupado.

En cuanto a la casa en general no puede faltar una buena aspiradora en los pisos y un baño de visitas limpio.


3. GENERAR AMBIENTE. Más que cómo estaba la casa, es cómo se sintieron en ella.


Dedicale 5 minutos a setear la iluminación con luces tenues y cálidas; prender velas ayudará también a generar esa calidez buscada.

Las flores, aunque sean de tu jardín, aportarán vida y alegría al ambiente. Y por último no te podés olvidar de la música que, junto con una actitud relajada, generarán un ambiente distendido que en definitiva será lo que los invitados recordarán de esa noche.


 

Más de 2 años han pasado desde la llegada de la pandemia que vino a quitarnos y a enseñarnos tanto a la vez. Creo que lo más valioso de lo que nos ha privado es el tiempo compartido y los momentos de encuentro.


Finalmente parece estar aflojando y con ello una mayor apreciación y valoración por estos momentos… Por lo verdaderamente importante.


A volver a abrir las puertas de nuestras casas, a disfrutar de los simple de estar juntos y a compartir momentos especiales porque… Si es tiempo compartido, ¡es tiempo bien vivido!






56 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page