top of page

¿Y si empezás hoy mismo?

¿Te preguntaste cómo sería tu vida si te comprometieras contigo mismo de manera amorosa y flexible?


En esta nota , te comparto dos historias inspiradoras de personas a las que acompañe en sus procesos de cambio y que encontraron en la disciplina amorosa la forma de conectar con sus metas y objetivos.



Historia #1 - Pedro y la alimentación consciente


Pedro, una persona que le encantaba la comida, pero tenía ciertas dificultades para controlar la cantidad de lo que ingería y habitualmente realizaba elecciones poco saludables referidas a la calidad de la comida.

Comenzó tomando consciencia de la importancia de adoptar una alimentación consciente y saludable. En lugar de verlo como una restricción, comenzó a pensar la alimentación como un medio para sentirse con más energía y prevenir enfermedades. Fue así que Pedro exploró nuevos sabores y preparaciones que le permitieron disfrutar de una dieta equilibrada y nutritiva.

Se propuso una comida al día realizarla con atención plena, siendo consciente de todo lo que estaba comiendo. Con cada elección consciente, fortaleció su relación con la comida y se conectó con su cuerpo de manera amorosa y respetuosa.

Pedro sintió la fuerza interna de cumplir con su palabra y a medida que avanzaba, se propuso nuevas metas como sumar más vegetales en sus platos, sabiendo que a través de ello, estaba cuidando su salud al tiempo que podía disfrutar de lo que comía.

Su compromiso y flexibilidad le permitieron adaptarse y disfrutar del proceso, convirtiendo la alimentación consciente en un estilo de vida.



Historia #2 - Laura y la actividad física regular


Laura, una mujer ocupada con una vida laboral muy activa, se propuso realizar actividad física regularmente. Aunque a veces le resultaba difícil encontrar tiempo, se comprometió a dedicar al menos 30 minutos al día para mover su cuerpo.

La meta fue no poner foco en el resultado, sino en su compromiso en cumplir con su palabra. Al principio, experimentó resistencia interna y surgieron excusas para evitar tomar acción. Sin embargo, con disciplina y amor hacia sí misma, Laura superó estas barreras y se mantuvo firme en su compromiso.

Al enfocarse en el proceso y reconocer cada pequeño paso que daba, disfrutó de los beneficios de la actividad física en su salud y bienestar general. Ya fuera mediante movimientos de yoga, caminatas o sesiones en el gimnasio fue logrando su objetivo.

Laura encontró la flexibilidad necesaria para adaptarse a su vida ocupada y convertir la actividad física en una parte esencial de su rutina diaria, saliendo de la mentalidad de la exigencia o "del todo o nada".


"Enfocarse en el proceso para superar la resistencia interna".

Enfocarse en el proceso


A menudo, nos obsesionamos con los resultados finales y nos olvidamos de disfrutar del proceso.

La disciplina amorosa nos invita a enfocarnos en el proceso mismo, a conectar con cada momento y cada logro.

Al centrarnos en los pequeños pasos que damos, podemos reconocer nuestro progreso y mantenernos motivados a largo plazo.

Además, el enfoque en el proceso nos ayuda a ser más conscientes del presente, evitando preocuparnos demasiado por el resultado final. Al disfrutar del camino, cultivamos una relación amorosa y compasiva con nosotros mismos, alimentando nuestro compromiso y disciplina.


Superar la resistencia interna


A veces, nuestra propia resistencia interna puede sabotear nuestros esfuerzos por mantener hábitos saludables.

La disciplina amorosa y el compromiso nos brindan las herramientas necesarias para superar esta resistencia. Al recordarnos constantemente el compromiso que hemos establecido con nosotros mismos, podemos enfrentar las ganas de rendirnos o las excusas que surgen en nuestro camino.

Al superar la resistencia interna, nos fortalecemos y tomamos decisiones que nos benefician en nuestro camino hacia el bienestar y la autorrealización.


La disciplina amorosa nos invita a comprometernos y ser flexibles con nosotros mismos, cultivando una relación amorosa y respetuosa con nuestros objetivos y acciones.

Al enfocarnos en el proceso y superar la resistencia interna, encontramos el equilibrio necesario para mantenernos firmes en nuestros propósitos y disfrutar del camino hacia nuestras metas.


No esperes más para empezar a cumplir la palabra contigo mism@ y empezar a cumplir tus objetivos.


¡Hoy puede ser ese día que das "ese primer paso"!



17 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page