top of page

Tu BIENESTAR no se toma vacaciones


Me gusta pensar el bienestar como un camino que vamos recorriendo a lo largo de nuestra vida.

Es por eso que nos acompaña a donde sea que vayamos, ya sea en vacaciones, en un viaje o en cualquier cambio de rutina que tengamos que hacer.


Pero la gran pregunta es ¿cómo hacer para sostenerlo?


A partir de 3 palabras poderosas podemos sostener el bienestar, cualquiera sea la situación o circunstancia en las que nos encontremos.


FLEXIBILIDAD, SUFICIENTE y

DISFRUTE.




Flexibilidad para adaptar nuestras rutinas diarias a la circunstancia en la que nos encontremos.


Suficiente, conectar con todo lo que sí podemos hacer y tomar acción.

Si son 10, 15 o 30 min. de actividad física, de meditación o de realizar esa única comida equilibrada y saludable en el día... eso ya es para celebrar.


Disfrute, no perder el contacto con el goce de lo que implica transitar el camino de bienestar.


Los SÍ para unas vacaciones en bienestar



Si pensamos el bienestar como esas elecciones conscientes que hacemos en nuestro día a día, somos capaces de desarrollar una mirada simple, en esas acciones cotidianas que queremos sostener o comenzar a realizar.



Algunos ejemplos:

  • Organizar y planificar las bases de comidas: vegetales, frutas disponibiles, acompañamientos como quínoa, cuscús, arroz integral, fideos de legumbres.

  • El comer comida real, casera y local lo más posible.

  • Frutas y verduras en todas las comidas.

  • Adaptar nuestra actividad física a esta época del año, tratando de movernos al aire libre.

  • Adaptando nuestras prácticas de bienestar a los tiempos más relajadas que tenemos en las vacaciones.

  • Darle prioridad a nuestro descanso.

  • Darle prioridad a nuestra salud, conectar en cómo nos sentimos y cómo nos queremos sentir.

  • Pensar el alimento como medicina, como fuente de energía y medio para sentirnos mejor, más fuertes y que nos permite sostener el resto de las actividades.

  • Romper con el perfeccionismo y lo que creemos que no es suficiente.

  • Hidratación: tomar agua, mucha agua.

  • Usar protector solar, haga un día soleado o llueva.

  • Movimiento consciente adaptado a tus tiempos, más flexible y más en contacto con la naturaleza.

  • Contacto con la naturaleza: conectar con la energía solar, el mar y la tierra: practicar grounding (caminar descalzos para conectar con la energía de la madre tierra)


Te deseo unas vacaciones llena de disfrute y mucho relax.



13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page