top of page

Tu estilo de vida: tu medicina

Nuestro estilo de vida, se conforma por nuestros hábitos que impactan en el funcionamiento del cuerpo como un todo.


Optimizando nuestro estilo de vida podemos prevenir el 80% de las enfermedades crónicas no transmisibles y lograr un bienestar psicofísico.


Es un proceso fácil y simple que podemos comenzar identificando qué pequeños cambios podemos implementar, entendiendo que nuestros hábitos y nutrición no son solo la alimentación.


 


Nos nutrimos de:

  • Pensamientos y emociones

  • Movimiento

  • Relaciones

  • Desarrollo personal

  • Espiritualidad

  • Sueño y descanso


Teniendo en cuenta que somos seres holísticos, todo cambio que hagamos también va a impactar directa e indirectamente en nuestro bienestar integral. Es solo cuestión de comenzar.


 

Guía práctica para dar ese primer paso:


1. Hacé una lista de 10 a 20 cambios simples durante los próximos 21 días.


Ejemplo:

  • Despertarte 1 hora más temprano

  • Meditar durante 15 minutos diarios

  • Tomar un batido verde cada día

  • Comenzar una lista de gratitud

  • Hacer una rutina de yoga de 15 minutos

  • Salir a caminar 20 min.

  • Escribir tus emociones y pensamientos durante 10 min.

  • Cambiar el café por té verde o matcha y la lista sigue….


Es el turno de hacer la tuya.

Agarrá un lápiz, un papel y escribí TU LISTA de cambios posibles.

Es posible que tengas que leer tu lista varias veces a medida que vayas “creyendo en ella”.


2. Elegí uno de esos cambios a realizar.


3. Tus “excusas” (objeciones o “autoboicot mental”).


¿Por qué no puedo hacer este cambio?


Por ejemplo, no tengo tiempo, estoy demasiado cansado, nunca soy constante con nada, etc.

Por lo general, estas son creencias limitantes. Una forma de superarlas es con una acción que le pruebe a tu mente que sí es posible.

·

4. Diseñar el plan (el camino para lograr ese cambio)


Escribí ese plan que garantice el éxito para cumplir con el proceso de cambio de hábitos de 21 días.

Por ejemplo, si el cambio fue agregar un batido verde a la dieta diaria, el plan podría ser:

  • Buscar recetas de batidos

  • Ir a la feria y comprar los ingredientes para los primeros 5 días

  • Establecer un rincón dedicado a los batidos en la cocina

  • Definir en qué momento del día lo voy hacer y tomar


5. Hacer el seguimiento de avance.


Puede ser con alguna app, diario, calendar o un papel pegado en la heladera donde se marca el cumplimiento cada día. Decidir un día de inicio.


6. ¡Comenzar!


 

Recordá, todo cambio de hábito necesita:

  • Sentido: ¿para qué lo estoy haciendo?

  • Compromiso

  • Responsabilidad

  • Constancia

  • Consciencia


¿Te cuento el mío? Me comprometí a agregar 1 día más de entrenamiento a la semana.


Espero que te unas a este desafío para hacer un pequeño cambio durante este mes que seguro te va a impactar positivamente y te va a llenar de esa energía extra que estás necesitando.


¿Comenzamos junt@s?

31 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page